Noticia

JugadaChina

El Beijing Renhe aprieta el paso

01/07/2017

Lo que dio comienzo en Altea hace más de quince años ha tenido continuidad en el estadio de Jinshan con el duelo español en los banquillos entre Juan Ignacio Martínez y Luis García Plaza. Y como ocurriera entonces en su primer enfrentamiento, García Plaza, el 'novato' en la categoría, se apuntó una importante victoria para afianzar al Beijing Renhe en los puestos de ascenso a la Superliga china tras vencer a domicilio al Shanghai Shenxin de JIM (1-2). García Plaza firma de este modo un pleno de victorias en sus tres partidos desde que llegó a la competición.

El Beijing Renhe se acomodó mejor en el inicio al choque pudiendo haber dejado encarrilado en veinte minutos el mismo si hubiera afinado su puntería. En ese tiempo, Jaime Ayoví se había topado ya con el poste en dos ocasiones, en la segunda tras una gran reacción del cancerbero local Guo Wei. Para paliarlo, apareció la pierna izquierda de Ivo, quien a la media hora se hizo sitio para un lanzamiento que tras tocar en la defensa local, despistó a Guo Wei para poner a los visitantes en ventaja. Dispuso el equipo de García Plaza de diez minutos para noquear a su desnortado rival. No lo hizo y lo pagó en la prolongación con un tanto de Raúl Rodriguez a la salida de un córner. El Shanghai Shenxin llegaba al descanso con un empate que no hubiese imaginado tras lo vivido en el césped.

Tal vez quiso ser el destino justo nada más comenzar la segunda parte, pues Jaime Ayoví puso en franquicia de nuevo a los visitantes a los cincuenta segundos. Contra lo que cabría esperar, el gol espoleó a los locales que respondieron con un balón al palo de inmediato y que ofrecieron sus mejores momentos de juego a partir de entonces. A pesar de que la velocidad de Masika era una constante amenaza para los locales, el Shanghai Shenxin llevaba la iniciativa aunque no llegaba a traducir su dominio en claras oportunidades. Juan Ignacio Martínez buscó reactivar el empuje de su equipo con la entrada de Pan Chaoran. Entre el y Ji Jun avivaron al equipo local el último tramo, disponiendo de varias oportunidades y un gol anulado por fuera de juego que encendió a la afición local. El premio a su constancia vino de la mano de un inocente penalti que puso la ocasión en bandeja a los locales para empatar a cinco minutos del final. Un desacertado Biro Biro desperdicio el mismo y allí se acabó el partido.

Los empates en última instancia a domicilio de Shenzhen ante el Dalian Trascendence (2-2) y del Qingdao Huanghai frente al Beijing Beikong (2-2) ayudaron además a los de Luis García Plaza a consolidar la segunda posición en la tabla.